EAVE tips reducción huella de carbono (Actualidad) - GastroSpain (2).jpg

EAVE nos da los tips para reducir la huella de carbono en la alimentación de una persona

IRENE SÁNCHEZ 02.11.22

EAVE, una start up dedicada a las energías renovables, especializada en la distribución e instalación de paneles solares y cargadores para vehículos eléctricos, nos da los tips para reducir la huella de carbono en la alimentación de una persona.

  • Consumiendo productos kilómetro cero nos aseguramos de que la huella de carbono se reduzca considerablemente y aquí las soluciones fotovoltaicas, como las que ofrecen EAVE y otras muchas empresas del sector renovable, juegan un papel fundamental en ese proceso desde la huerta hasta la mesa.
    Pensemos que la mayoría de productores están en lugares aislados, como puede ser un prado o un terreno entre montañas, para alimentar al aire libre y sin productos procesados al ganado. En ocasiones estas infraestructuras lo tienen difícil para conectarse a la red eléctrica por su lejanía. Afortunadamente, la naturaleza nos puede proporcionar esa energía que necesitan las granjas para funcionar gracias al sol. Por ejemplo, gracias a la tecnología desarrollada, la instalación de paneles solares, que llevamos a cabo desde EAVE, y baterías de almacenamiento permiten a cualquier ganadero ser autosuficiente, energéticamente hablando, a la hora de activar los riegos de una huerta o hacer funcionar cualquier maquinaria sin contaminar en el proceso de producción.

  • En el caso del transporte de estos alimentos, también la fotovoltaica nos ayuda a reducir la huella de carbono, ya que las empresas distribuidoras que cuentan con una flota de vehículos eléctricos y cargadores eléctricos, pueden obtener la energía de paneles solares; sin quemar combustibles fósiles y reduciendo considerablemente su factura de la luz.

  • En el caso de que nos desplazamos al supermercado con nuestro vehículo eléctrico particular debemos saber que, si recorremos 100 km con un vehículo de combustión gastaríamos 12 euros. Pero para esta misma distancia con un vehículo eléctrico gastaríamos 2,50 euros.

  • Pero hay más, existen cargadores eléctricos inteligentes como los Wallbox que pueden ser alimentados por paneles solares. De esta manera, apenas notaremos nuestra carga en la factura de la luz.
    Pongamos que esas verduras cuyo riego fue alimentado por energía solar y cuya caja fue transportada por un vehículo eléctrico -con carga proveniente también de fotovoltaica-, ya está en casa. Ahora tocaría cocinarlas para cenar, por tanto, nuestra vitrocerámica y la luz de la cocina, el salón, y la tele, también podrían proceder de una fuente limpia, gracias a la instalación de paneles solares.

eave.es