Viandas Hacienda Zorita boutiques (Fresquera) - GastroSpain.jpg

Viandas Hacienda Zorita marca la diferencia con sus boutiques de producción propia 
ROBERTO BUSCAPÉ 10.11.21

Desde que comenzó su actividad hace más de 10 años, la calidad ha sido el eje central de la actividad de Viandas Hacienda Zorita. Un reto conseguido que solo ha sido posible gracias a la fuerte inversión de la enseña en recursos propios para la producción y elaboración de cada uno de los productos que comercializa en sus tiendas, consolidando su reconocida marca.

Una gran propuesta de embutidos que proceden de animales ibéricos criados en libertad por la empresa dando lugar a una cuidada selección de jamones, lomos, salchichones, chorizos y cecinas.

Sin duda, el jamón ibérico es uno de sus productos estrella, obtenido a partir del cerdo ibérico criados en libertad en la dehesa con una alimentación natral a base de bellota, lo que origina una carne de las más exquisitas, gracias a cómo se infiltra la grasa en el tejido muscular animal, aportando un sabor único además de un alto valor nutritivo. Dentro de los jamones ibéricos, el de bellota es el más reconocido por su carne.

Por otra parte, destaca la paleta, muy similar al jamón, pero con algunas diferencias. Esta pieza procede de las patas delanteras del cerdo, su forma es más estrecha y menos redondeada que la del jamón y más corta, con un peso medio entre 4 y 5,5 kilos. El sabor es otra de las particularidades que los diferencia, siendo el de la paleta más intenso, aunque con menos matices que los del jamón. Y es que el tiempo de maduración también varía, entre 12 y 24 de la paleta, frente a los 36 que necesita el jamón.

 

 

El lomo y el lomito también son dos de los ibéricos más destacados de Viandas Hacienda Zorita, por su sabor inconfundible. En este caso el proceso de maduración oscila entre 70 días y 6 meses, lo que marcará la excelencia de su sabor.

Al igual que el chorizo ibérico, uno de los embutidos más populares en nuestro país, por su inconfundible sabor y color rojo que le otorga el Pimentón de la Vera, dándole ese particular toque ahumado a la mezcla de la carne de presa, pluma o secreto.

Tampoco podemos olvidar el salchichón ibérico, que se elabora a partir de la mezcla de presa, pluma y secreto, condimentados con pimienta, cilantro, nuez moscada, ajo y sal, para después curarse en campanas de lela de encina para darle el primer secado.

Por otra parte, desde su Organic Farm, en la dehesa de Salamanca, con más de 300 hectáreas de encinas y pastos ubicados en un espacio natural protegido, la compañía produce sus quesos de leche cruda de oveja y de cabra, bajo los más estrictos protocolos de calidad, donde Viandas Hacienda Zorita hace uso de los últimos avances tecnológicos, sin olvidar lo mejor de la elaboración tradicional.

Sin olvidar el aceite de oliva virgen extra Hacienda Zorita, reconocido internacionalmente, que se elabora a partir de las mejores aceitunas de variedad Picual, procedentes del Parque Natural de Arribes de Duero, reserva biológica de la biosfera. De producción limitada por su minucioso proceso de elaboración y es que la selección de las mejores aceitunas se realiza manualmente en el momento exacto de maduración y un prensado en frío que no supera las 4 horas desde su recolección.

En el mismo parque natural se encuentra la bodega Hacienda Zorita Natural Reserve con 70 hectáreas de viñedos propios. Además, el grupo es dueño de bodegas en las mejores regiones vinícolas de España, donde elabora caldos de gran prestigio nacional e internacional como Marqués de la Concordia y Marqués de Griñón, entre otros.

En definitiva, la empresa ha logrado configurar una marca de calidad indiscutible cuyo máximo exponente se encuentra en las tiendas gourmet que Viandas Hacienda Zorita tiene repartidas por todo el país para poner al alcance del gran público lo mejor de sus selectos productos.

 

viandas.shop